Aislamiento térmico por el interior

 

Cuando existe una imposibilidad de actuar por el exterior, bien porque se trata de un edificio protegido o porque nuestra vivienda particular está en un edificio en el cual la comunidad de propietarios no quiere ejecutar dicha reforma en el inmueble, la solución es realizar el aislamiento térmico de la fachada desde el interior de la vivienda a través de trasdosados de paredes.

 

Aunque se trata de una solución menos completa que los sistemas de aislamiento por el exterior, los trasdosados interiores son un tipo de actuación más económica, y especialmente recomendables si se pretenden realizar obras de reforma interior de la vivienda.

 

Tipos de trasdosado interior:

  1. Trasdosado directo: se consigue pegando directamente al muro interior las placas de Pladur o placas de yeso laminado. Se utiliza para el revestimiento de superficies con deterioro, desniveles, y para el revestimiento de vigas o columnas. La terminación resulta en acabados completamente rectos y nivelados.
  2. Trasdosado autoportante: está formado por una estructura resistente de acero galvanizado a la cual van atornilladas las placas de pladur o cartón-yeso. Al crearse un hueco entre el elemento construido y el muro existente, resulta fácil poder pasar por el interior cualquier instalación técnica, tales como electricidad, agua, ventilación, etc.

 

 

Ventajas del trasdosado de paredes y muros:

  • Intervención rápida y sencilla
  • No necesita permiso de la comunidad de propietarios ni instalar andamios en la vía pública
  • Permite corregir defectos de planimetría en el muro de soporte. La terminación resulta en acabados completamente rectos y nivelados.
  • Sistema idóneo de rehabilitación y obra nueva
  • Mejora el aislamiento acústico del muro de soporte

 

Contacta con nosotros

Teléfono: 669 16 77 07 - Email: aislantium@gmail.com - ZARAGOZA